El Polvorín

ESTE BLOG FUNCIONA MEJOR CON FIREFOX

26 julio, 2006

La guitarra


Corrían los 11 años, venía a vivir a Bulnes luego de criarme en el sur, con notas al suave estilo de "Suite Aisén"(de Iván Barrientos). Llegó mi familia a radicarse en este pueblo que tenía un dejo de lentitud y poco boche, pues mi padre aceptaba el cargo de director del hospital de dicha localidad. Así, para ir al colegio tuve que viajar muy tempranito todos los días hasta Chillán en compañía de mis hermanos menores y , de agregado cultural, mi primo Eugenio proveniente del mítico Quirihue, quien deambulaba por la zona visitando salas de pool, flipers y todo lo que tuviera que ver con simarra. Ese año con mi viejo le enseñamos a multiplicar más allá del 3 ,mientras en su personal estéreo resonaban acordes y voces indescifrables para mi aun tierno puotpourri musical.
A la hora de comprar unos cigarros sueltos "turbo" en la plaza y de jugar a la pelota con el coke(mi hermano), el eugenio me dejó un caset de esos con sus tarritos raros. Lo puse en el equipo, y se lo devolví luego...no lo entendí....había un enfermo gritando con voz de pito y una guitarra bien marcada. Filo, seguí coleccionando albumes de futbol, leyendo y pensando cosas...porque vivía pensando, era bien antisocial en mi nueva vida nortina. Aparte no me llevaba muy bien con mis compañeros, era el nuevo, el pájaro raro...aparte venía de una escuela ypara peor me tocó un curso bien derechista y paltón, con varis excepciones eso si...

...Pasó por lo menos un año de eso; fuimos a vivir a Chillán, a la cola de una estadía más cómoda. A mi me daba lo mismo, mi timidez me perseguía por doquier, pero no dejaba de deleitarme con mi mundo interior, mis juegos, mis vías de escape, mis ganas de crear ese mundo ideal, de hechar de menos a mis amigos del sur; el querer y no poder compartir lo que creía era un verdadero problema para un niño que nunca se preocupó de superficialidades, que tenía amigos de todos los tipos, y que ciertas aristas del colegio le servían para expresarse...no con el lenguaje hablado, porque a esa edad los nenes son muy animalescos, me expresaba con los dibujos, con cosas autistas...nunca me creí un caso especial, pues como todos quería ser felíz y jugar y jugar y jugar...y conocer alguna niña ideal (esa es la q...). Nunca fui felíz en ningún establecimiento educacional, desde el jardín hasta hoy. Por eso me fui de la universidad, por eso dejé el instituto, por eso siempre aprendí lo que yo quise y leí lo que se me antoja..el conocimiento está a la mano...el futuro no existe.

...pasó el tiempo...

Mi mamá compró una guitarra, y coincidió con mis 13 años, que fue cuando me compré un caset de los Doors. Le saqué el jugo escuchando esa música. en la radio tocaban los credence y fui por aquel caset). Un compañero me pilló escuchando el personal, y al salir de la duda qué cresta escuchaba, me ofreció cambiar su caset por el mío. Accedí...decía AC/DC, the razors edge. el wn se fue bien contento con el mío. no compré pilas nuevas, me esperé pa escucharlo tranquilamente en la casa. Plei .

Día a día trataba de seguir los acordes en la guitarra. Al principio con una sola cuerda, meses despues ya iva con dos...y con cero teoría me frustraba a cada rato, pero la idea era sacarle un sonido...daba lo mismo cómo ivan los dedos, la cosa era hacer algo armónico y así fui conociéndola. No me acuerdo si supe algo de afinación, pero alguien la dejó buena y me largué weviando algunas horas tratando de escuchar esas cuerdas.

El dia que dejé de hacer una tarea por tocar guitarra fue cuando vi que existiían los acordes y que podian hacerse coincidir con los de la radio...compré un micrófono tipo cápsula y la enchufé a mi radio....ese fue el pequeño paso que puso mi mente en la guitarra eléctrica, pero sin saber tocar la que tenía era como tirarse pedos más arriba del poto, así que tomé clases de guitarra clásica hasta que me aburrí, de notas, de leer wevadas y de la postura clásica...entonces viene el clichè: yo quería rocanrol, y así lo hice. le puse cuerdas metálicas, le puse otra cápsula, enchufé a mi radiecito y...nada. sonaba igual.

Ahí supe que existían la seguidilla de implementos que conforman el pack guitarrista eléctrico. Pero no, no me iva a alcanzar. Tuve que conformarme por un par de años con lo que tenía. Pero dignamente aprendí así. luego junté platita y pedí un poco de ayuda celestial...







1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

hey Nato...
tantos siglos!!!
buena historia...
recuerdos
momentos...
la vida...
tu vida...
una historia q no termina
una sucesión d acontecimientos q te hacen crecer...
kisses Nato

Xime

7:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home