El Polvorín

ESTE BLOG FUNCIONA MEJOR CON FIREFOX

27 marzo, 2007

"EL Bistè Alemán" ...( otra de "cuentoecampo").

Sin duda, a medida que avanzo por las moderadamente oblongas aceras de Quirihue, respirando más profundo que de costumbre (porque acá el aire es simplemente rico (puesto que una de las partes más altas de la cordillera de la costa es ésta) y analizando los hilos relacionativos de cada personaje con los viandantes acostumbrados, me entra la risa con el cosquilloso motivo de haber conocido a quién alguna vez presenció la demagogia charlatana caricaturezca pueblerina hecha realidad...Alias: "Don Bistéc Alemán"....Alias: Bistè-aleman. Por supuesto que a mi amigo no lo nombro por protegerlo de perjurios y perjuricios (prejuicios)

LA NOTA VERDE
CAYECHE....lo recogieron en pelotas en una calle equis y despertó en la morgue cagao de frío, sólamente por el ruido de la sierra que iva a cercenarle el esternón










La Historia dice que en una juntación de amigos, a la hora de probar el pipeño recién desangrado de la pipa número cuatro, y de hecharse ya una garrafa completita tipo 11: 59 de la mañana, a don Jacinto se le ocurrió hechar a todos sus amigos de la casa para poder almorzar y seguir la tertulia en la tarde;todo, puesto que su señora ya no le aguantaba tanto eso de las amistades. Todos los cabros se pusieron a "hechar el pelo" y a alegar que ¡cómo era posible!, que era algo improcedente al fin y al cabo...pero así fue...se fueron todos a sus respectivas casitas, a cargar lo poco que no estaba lleno con vino.

A la una y media ya llegó uno donde Jacinto. A las 2 ya estaban todos de nuevo tomando y el tema de don Rómulo fué insistir con lo del almuerzo. Como él tenía carnicería, no había nadie que le arrebatara el título de gran comensal de las carnes y por lo tanto empezó a ufanarse a carcajadas por los que él llamó "almuerzos para miserables", que comían los otros en sus casas.

Entre conversa y conversa sacaba nuevamente el tema. Entre risa y risa, tiraba de nuevo la talla con que él sólo comía bisté alemán, lomos y otras vicisitudes finas. Que no les alcanzaba que para puro charquicán y que ya estabamedio cansado de tanto bisté alemán.

La tarde fue avanzando y se la comió la noche. Y a la guata sólo algo de pan. Eso, más el vino y la curadera extra-acentuada de los convidados y el dueño que ya solo balbuceaba. Don Rómulo era capáz todavía de bromear, pero ya la talla la tiraba en serio. Con el Vino todo se pone más severo, o más choro; digámoslo así. La cosa es que llevaban 3 garrafas del bueno, y solamente eran 6 gallos. Pocos soldados a la hora en que apareció un enguindao` y unos cortos de aguardiente.

Ya fue así la cosa, en el último coletazo del pescado burlesco, cuando éste Rómulo alzó hasta su garganta la última gota del vasito de enguindado, una convulsión terrorífica azotóle el abdómen en el momento justo en que iva a dirigirse a los presentes. En un vómito espeso, en un vómito viscoso apozado sobre la improvisada mesita de centro yacía el almuerzo...eran recién las 4 y media y el calor del verano obsequió el aroma del vómito hasta cada pituitaria vinera...y el vómito que todos observaban con nauseabilidad no era precisamente de Bistec Alemán...


...Eran Porotos Con Riendas...

...y siquiera tenían zapallo...

...solo eran porotos con tallarines número 8.







PD: Así quedó para siempre como Bisté Alemán. La carnicería nunca alcanzó para otra cosa que para fiambres.

3 Comments:

Blogger Mujer de la Luna said...

Que buena tu historia.
a veces recuerdo una que otra aventurilla por aquellas tierras, (claro que mas alejadita de la tuya)
y el respirar, el no sentirse como me he sentido ultimamente, dan ganas de tener superpoderes e inundarse de la libertad de una tarde frente al mar, o bajo la lluvia, o quizas solo fabricando un par de jabones y velas a la interperie, junto a ese aroma de sur, ese que por alla no mas se siente...

cuidate mucho.
un beso y abrazos para ti.

10:04 p. m.  
Blogger Mujer de la Luna said...

P.D. que claridad pa notar lo deglutido por Rómulo.
hasta me dio hambre, jajajajaja

10:07 p. m.  
Blogger MarxceloValdes said...

igual me entro el hambre con el relato..pese al detalle final.

12:29 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home